De bodas y despedidas viene cargada la primavera…(parte II)

Lo prometido es deuda y, con este buen tiempo que está empezando a hacer, no sé, como que a una le apetece ir a una…boda? Porque con este cálido airecico llegan los bodorrios a tutiplén, para nuestra desgracia. Y siempre te cae una, por más que intentes evitarlo.

He aquí una breve guía para que modernos y hipsters puedan sobrevivir en una boda de las de ahora, de esta gente que estudia ADE, sale por el 69 Pétalos y se pone mechas. Como ya dije, todos conocemos a algún miembro de esa especie y, tarde o temprano, tendréis que asistir a sus enlaces…
boda2
Retomemos aquella fantástica despedida de soltera organizada por la hija del demonio. Sabes que volverás a verla en la boda y sólo te queda rezar porque el desprecio que sientes sea mutuo y puedas zanjar el encuentro con un hipócrita “hola”, acompañado de dos besos que serían la envidia del propio Corleone.

Tienes que desplazarte en Ave a alguna cuidad absurda del norte, pagando dos noches de hotel, ya que la entrañable novia a decidido casarse un viernes. Sí, viernes, y en tu empresa no hay jornada intensiva, así que pides un día de vacaciones. Pero no importa, porque Dios es amor, ese viernes vas a una boda, y ahí sí que rogarás por el amor de Dios de lo lindo.
bodafarruquito1
Ah, olvidaba el modelo para la boda. Y ese gran momento en que la novia, semanas antes, te pregunta qué te vas a poner, respondes con un leve encogimiento de hombros, y ella, muy amablemente, te dice la tienda en la que tienes que comprarte el vestido. Y vas, porque eres gilipollas. Te ves en sitio terrible donde los precios superan lo que pensabas gastarte en ponerte las tetas en su sitio. Y encima, la mayoría son vestidos de furcia. Te pruebas uno ya que estás allí y compruebas que en otra vida debiste llamarte Dimas y trabajar en la Casa de Campo.
Total, que al final te plantas en la boda con un vestido reciclado y unos complementos prestados.

Llega el gran momento, buscas aliados entre las pocas caras conocidas, y juntos os hacéis fuertes, porque todos os sentís igual de desamparados.

A continuación, una guía de costumbres de los bodorrios al uso, para que a los ilustrados no os pillen de sorpresa. El rito en sí es lo de menos, vayamos al barro:

Retoques estéticos de la novia: La ves rara y no sabes lo que es. No te preocupes, acércate a la más verdulera de las invitadas y le insinuas que ves rara a la novia. Ella te enumerará sin tapujos si se ha inyectado en los labios, se ha subido pómulos, se ha esturado un poco y lleva un par de tiritos de botox. Para quitarle hierro, dirá: “Se ha hecho lo justo, muy poquito y con buen gusto, apenas se le nota. Pero fíjate…”

boda8
El maestro de ceremonias: Traido en exclusiva desde otro rincón de España. Lo entiendes todo cuando ves la forma en la que interpreta el emotivo texto que lee. Se nota que ha aprendido de los mejores; seguro que fué compañero de Sonia Monroy en clase de interpretación (mismo gesto dramático y misma depilación de cejas).

2012-05-02 18.39.52

El discurso de los amigos: La venganza más dulce, ver cómo la organizadora de la despedida hace el más absoluto ridículo. Ataviada con un floreado bañador a modo de vestido, divaga sin rumbo cuestionando el enlace, exponiendo la precipitación de la decisión y dejando claro que la envidia la corroe. Eternos minutos improvisados que los presentes aprovechan para grabar en vídeo y forrarse con las visitas de YouTube.

2012-11-06 08.27.37

Entrada de los novios en el salón: A ritmo de la más manida y machacona canción discotequera del momento, los invitados vitorean a los novios mientras alzan sus servilletas y las mueven a lo vaquero (en muchos casos os darán ganas de que echen el lazo a la vaca de la novia).

2012-08-17 22.53.22

Flores para las madres: En un momento difícil de explicar por la falta de contexto, los novios se levantan de la mesa presidencial, cogen dos ramos de flores y cada uno se lo regala a su respectiva progenitora. Los novios y las madres lloran a moco tendido delante de la muchedumbre (sobre todo el novio). A una le da la sensación de estar delante de una convención de jubiladas presidida por Isabel Gemio

boda5
Foto cortando la tarta: Un clásico de toda la vida, con la variación consistente en servir la tarta nupcial una hora antes de hacer la foto con la mini-tarta de cartón piedra. Esta situación confunde mucho (cuidado epilépticos, podéis petar)

Baile de apertura: Ir a clases durante meses para bailar,
con pasos de valls, una canción “rockera” de Hombres G (de nuevo, ojo epilépticos, es una situación que os puede llevar al límite)

bodaduquesa

El libro de dedicatorias: Estás allí, aguantando el tipo, disfrutando en cierta manera de los momentos ridículos pero deseando que todo acabe…y la novia te planta el libro gordo de Petete en las narices para que, delante suya, escribas unas palabras para el recuerdo. Deseas morir antes que hacerlo pero, al final, ninguneada, tienes que escribir las estúpidas y rancias palabras que pondría cualquier pijilla de Derecho o Relaciones Laborales…Dios mío, tanto taller de prosa contemporánea para esto…

Hablar con los borrachos del güateque: Es casi lo mejor del evento. Cuando te das cuenta de que las perras de la despedida de soltera no te van a hablar en toda la anoche y, sin embargo, los lugareños masculinos se acercan amigables a confraternizar. Conversaciones sencillas, plagadas de furor etílico y exaltación de la amistad. Cruces de fotos, números de teléfonos…un frenesí.
Si logras que las pérfidas hadas de jardín te vean salir del baño despeinada seguida por algún maromo (idealmente, dos o tres), sólo por sus caras habrá merecido la pena toda esta odisea.

boda6

Anuncios

2 comentarios en “De bodas y despedidas viene cargada la primavera…(parte II)

  1. Olvidas la sesión fotográfica: novia con solteras, novia y solteras enseñándo pantorrillas, solteras acosando al novio, y luego montarán un collage y lo pondrán como perfil en FB dejándonos en ridículo

    Me gusta

    1. Touché, Brenda…también olvidé cuando la novia entrega el ramo a la siguiente pareja que tendrá que casarse, pero eso me pareció un momento demasiado dramático, no quería hacernos llorar…

      Me gusta

se dice, se comenta, se rumorea...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s