De bodas y despedidas viene cargada la primavera…(parte I)

Sí, queridas amigas, los cimientos de La Vastilla también tiemblan, como vuestros cuerpecillos, cada vez que se nombran estos temibles y esperpénticos eventos sociales.
No nos engañemos, aunque la mayoría de nuestros amigos son personajes cultos y modernos que se casan mediante el rito budista, en un bosque, hacen banquetes vegetarianos o celebran un güateque ye-ye, todos conocemos a gente corriente y moliente que celebra una boda de toda la vida. Y con ella, su más terrible antecesora: la despedida de soltera.

Me infiltré en uno de estos eventos quasi-satánicos para conocer de primera mano la última moda en estos ritos. Empecemos con una de las experiencias más humillantes que una mujer puede sufrir, la despedida de soltera.
Despedida 5
Toda novia tiene una mejor amiga desequilibrada que quiere robarle en secreto el protagonismo y canaliza sus enormes ansias de poder manipulando a pobres títeres mediante la organización de la despedida de soltera. Este personaje suele organizar una gincana infernal donde todo está planificado al milímetro.
En su enorme afan de sentirse como las 4 viejas borrachas de Sexo en Nueva York, organiza todas las actividades más cool del mercado a la vez para poder contar que ha hecho de todo, aunque la mitad de las asistentes muera en el intento.

Os presento el plan ideal de la típica organizadora de despedida de soltera:
– Disfrazar a novia y asistentes de algo repipi para ir monas y, según su criterio, no iridículas. A saber: Marilyn Monroe, cortesana, dama antigua, hada de jardín (o de cualquiera de sus otros hábitats)…todo ello siguiendo las estrictas indicaciones de dress-code de la temible organizadora. La novia se diferenciará de las demás por ser la reina, ataviándola con una coronita.
– Cerrar un estudio de arquitectura reconvertido en tetería donde se pondrán ciegas de té y tartas, mientras les hacen la manicura,
– Para luego partir hacia una suite de hotel, donde una sexóloga les mostrará un mundo nuevo en una inolvidable sesión de tupper sex,
– Mientras disfrutan de un maravilloso catering de canapés y champán dispuestos en una bellísima candy-table (dícese de la mesa repleta de comida adornada primorosamente siguiendo una temática, en este caso estrechamente relacionada con el disfraz elegido)
Candy table 2
– A la vez que viven momentos desternillantes a chupitazo limpio durante juegos como:
– “Adivina quién te trae el ajuar”: Cada asistente lleva una prenda interior que la define (¡!) y la novia tiene que adivinar quién trajo cada prenda
– “¿Conoces realmente a tu futuro marido?” La organizadora saca información al novio previamente y en la despedida se pregunta a la novia por temas personales del novio para comprobar cuánto le conoce
– “Yo nunca he…” Todo un clásico. Con una buena muestra, se pueden sacar estadísticas reveladoras sobre el comportamiento sexual de la pija media española
– Tras los juegos, vendrá el momento emotivo-picantón, en el que se entrega a la novia lencería fina carísima para su noche de bodas
– Tomando luego una nada chavacana limusina, donde seguirán bebiendo champán mientras disfrutan de la ciudad de noche y hacen fotos super molonas,
limo 1
– Hasta llegar al restaurante, donde les espera una apetitosa cena (tras pasar hambre toda la tarde…),
– Y acabar la noche ciegas como perras en un garito cool de moda donde las hembras no pagan y, siempre que vayan bien arregladas y sean monas, el local las acomodará en un estupendo reservado con una botellita de ron gratis.
– Las que se levanten al día siguiente, disfrutarán de un copioso brunch en el garito de moda de la ciudad,
– Para luego lanzarse felices al agua, con el estómago lleno y resaca, en un glamuroso spa, mientras a la novia le dan un masaje que probablemente le haga vomitar (como ya estará haciendo el resto en la piscina)
Despedida 1
Todo esto, por el módico precio de 300€ por barba. Sin contar con la terapia posterior que tienes que costearte tras ver que has pasado por todo esto, aunque te juraste a tí misma que jamás serías la actriz secundaria de una comedia romántica de Sandra Bullock.

Yo personalmente, habría comprado una caja de tequila y una cadena, habría contratado a un streaper enano y le hubiera encadenado a la pierna de la novia durante toda la noche. Eso sí habría sido una gran despedida de soltera…
enano 1
Próximamente, el desenlace: la boda

Anuncios

3 comentarios en “De bodas y despedidas viene cargada la primavera…(parte I)

se dice, se comenta, se rumorea...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s