Cariño, nunca vas a ser una moderna

En la actualidad según nuestros estudios hay dos nuevas clases de ciudadanos en las grandes urbes que están cambiando los usos y costumbres de la sociedad. Por un lado, los modernos y, por el otro, los que quieren serlo pero no lo son ni lo serán nunca, pero se obstinan una y otra vez en serlo. Obviamente los que viven en capitales de provincia o aldeas no entran en esta denominación. A ellos les gusta la vida tranquila y contemplativa, con algún pasodoble en sus fiestas locales como máxima expresión de la excitación y el consumo.

En una rápida disección demográfica, los que no son modernos ni lo serán pero quieren serlo (para entendernos, lqnsMnlspqs) son, en general, personas trabajadoras, cultas, con los pies en el suelo, con relaciones estables, sin tatuajes ni piercings, etc, etc. A pesar de su vida desahogada los lqnsMnlspqs tiene un deseo oculto, profundo e inalcanzable: Ser unos modernos. Se compran ropa cool, comienzan a plantearse el tema de los tatuajes… tatoos… aunque lo desechan pronto o se hacen un tribal con mariposa incluida intentando ser salvajes pero con clase, van a peluquerías hiper caras y se interesan por las tendencias, se compran una cámara réflex y se hacen fotógrafos… su twitter está que arde y sus tuits se mezclan con fotos de IG tomando gintonics en el último bar de moda que ha publicado algún blog de… tendencias… Su objetivo secreto es ligarse a otro moderno, pero de verdad, para que les abra la puerta a la modernez y así dejar a sus amigos no modernos con una pokerface… ¡Vamos que no paran! Pobres almas en desgracia… jajajajajajaja… qué risa, no?

En cambio los modernos de verdad pertenecen a otra clase social (si Marx levantara la cabeza). Son artistajas sin oficio no beneficio, camareros con ínfulas de grandeza, diseñadores de moda que lo único que han usado es el “diseña tu moda”, fotógrafas de profesión, actores y actoras (esto daría para una enciclopedia), creativos de agencias, peluqueras (sí, este término engloba el femenino y el masculino), cantantas… En definitiva, gente que no tiene donde caerse muerta y que lo único que hace al día es ser moderno. Esta gentuza desprecia a los lqnsMnlspqs… Los considera infrahumanos y sin derechos (a vestir bien y a estar delgado, claro).

Como veis, nos encontramos ante un drama, ante una guerra de proporciones globales (cuanto mal ha hecho IG) ya que estos dos mundos opuestos nunca se podrán unir. Los modernos tienen tanto tiempo para serlo que siempre van por delante y es lo único que saben hacer, es decir, seguir siendo modernos para que los demás no lo sean. Los lqnsMnlspqs jamás van a ser modernos… tienen trabajo y se deben a su profesión, tienen dinero y se compran pisos y coches familiares, y no… jamás van a serlo.

Esto es como la píldora roja y azul de Matrix… ¿Qué camino elegir? ¿Malvivir creyéndote ser el rey del mundo o comer todos los días caliente vistiendo de Zara en tu pisito en las afueritas? Desde La Vastilla, esta fortaleza del pensamiento, somos de la opción del hambre, delgadez y del vestir bien. Así que cariño, ¿no intentes ser una moderna? Nunca lo vas a ser.

Anuncios

Un comentario en “Cariño, nunca vas a ser una moderna

se dice, se comenta, se rumorea...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s